miércoles, 29 de abril de 2009

Reglas para ser marplatense


(foto de archivo, casi la única foto que tengo de Mar del Plata en verano)


Mar del Plata es una ciudad formada en su mayoría con personas que viene de otros lados, principalmente para pasar sus años de retiro (algo así como Miami pero sin parques de diversiones). Por ende las características del local se confunden con la de otros. Pero para poder ser un marplatense de ley hay que cumplir con estas pautas.


  • El marplatense debe ser un meteorólogo empírico

    En otras ciudades hablan del clima actual, o dicen frases como “parece que va a llover”, pero nosotros hacemos afirmaciones tales como “esta tormenta se la va a tragar el mar”, sin ninguna fundamentación científica y desafiando todas las predicciones de Pedro Mazza.

  • El marplatense no hace cola para el colectivo

    Una práctica que es propia de un reglamento tácito entre los capitalinos, pero que es inexistente en nuestra ciudad. Pero en cambio existe el compromiso moral de gritar “libre” cuando es el último en subir al colectivo.

  • El marplatense no usa paraguas

    En otras ciudades usan estos adminículos, pero el viento costero hace que usar paraguas quede restringido para señoras que no quieren arruinarse el peinado cuando cae una llovizna sin viento.

  • El marplatense debe dar direcciones, aunque sea incorrectamente

    Cuando un local es interpelado y consultado por una dirección, no puede decir “no tengo idea”, ya que debería conocer su ciudad. Así que tiene la obligación de dar indicaciones. Cuando el marplatense está fuera de la ciudad se lo suele ser indagado por indicaciones tales como calcular a cuantas cuadras del mar está un determinado lugar, un ejercicio nada simple de hacer, pero que intentamos de todas maneras.
  • El marplatense no va al centro en verano

    Es muy dificil describir esa relación de amor-odio que existe hacia los turistas. Puede sonar un poco extraño, pero tras 9 meses de vivir en una ciudad calma, donde sobra el espacio y las avenidas están sobredimensionadas es dificil acostumbrarse a esos periodos en los que la población de la ciudad casi se duplica. Frases como "en el centro no me meto es un caos" es muy común, así también como usar caminos alternativos para evitar las grandes avenidas. (inspirado por este texto)

  • El marplatense debe quejarse de los turistas

    Incluso una persona que no vive todo el año en la ciudad pero vienen muy habitualmente puede ser considerado un marplatense honorífico si cumple con el ritual de protestar por el caos que es el microcentro en temporada veraniega.
  • El marplatense debe tener una mala opinión de otras ciudades costeras

    Es un recurso bastante petético, pero la única manera de soportar el verano lleno de gente es pensar que en otras ciudades las cosas son peores, y este tipo de campaña sucia llega a todos los niveles.


Obviamente están invitados a aportar nuevos artículos a esta normativa.

5 comentarios:

El Marpla dijo...

el marplatense usa bermudita y ojotas sin importar como, cuando, donde o porque

DaFeBa dijo...

No sé El Marpla, acá hay que estar loco para estar de bermudas y ojotas en invierno, seguramente en algún lugar del trópico es mucho más común.

El Marpla dijo...

si, falta la acotación de "siempre que haga un poquito de calor"

Anónimo dijo...

el marplatense SIEMPRE sabe cómo va a estar el clima, si va a llover, su cambió el viento y para dónde agarró, etc. etc.
B

Anónimo dijo...

acuerdo con todo...yo he pasado 5 minutos explicando como carajo llegar cualquier lugar de esta ciudad cuadriculada...manucho